Cada vez son más y más las personas que se interesan en buscar información de calidad acerca de los múltiples beneficios que el hemp puede aportar a su salud y la de sus amigos peludos. A la par de un decidido proceso de desregulación, esta polifacética planta ha irrumpido con fuerza en medios de comunicación y redes sociales, contribuyendo en ocasiones a acentuar la confusión derivada de su parentesco con la marihuana;  subespecie utilizada principalmente para fines recreativos.

Primero lo primero: ¿Qué es el hemp?

La semilla de hemp es uno de los insumos vegetales más versátiles. Además de múltiples aplicaciones industriales, a lo largo de la historia se le ha asociado a beneficios medicinales, respaldados mediante evidencia anecdótica y científica que avala su valor en el tratamiento de diversas afecciones, tanto en humanos como en animales.

¿De dónde provienen las semillas de hemp?

El hemp es una especie de arbusto perteneciente a la familia Cannabaceae. Aunque el término "Cannabis" suele asociarse con sustancias psicoactivas; es preciso recalcar que existen subespecies, de entre las que destacan el cáñamo -otra denominación para el hemp-, la marihuana e incluso el lúpulo, componente básico en la elaboración de la cerveza.

Fue Carlos Linneo, naturalista de origen sueco, identificó y documentó las diferencias morfológicas entre las subespecies Sativa, Indica y Ruderalis; estableciendo con ello la primera clasificación científica de la familia de las cannabáceas. 

Los vestigios más antiguos de la utilización del hemp, encontrados en lo que hoy conocemos como Irak, datan de al menos 10 mil años. Fueron los chinos, sin embargo, quienes algunos siglos más tarde lo utilizarían por primera vez con fines terapéuticos y medicinales.

¿Para qué sirve el hemp?

Debido a los variados beneficios que aporta en términos nutricionales, el hemp ostenta un sitio destacado entre los llamados superfoods, denominados así por sus sobresalientes cualidades nutricias. De manera complementaria, ha demostrado ser útil en el tratamiento humano y veterinario de afecciones como dolor, inflamación, desorden gastrointestinal, ansiedad, insomnio, convulsiones; entre otras.

La íntima relación entre el hemp y el CBD

Mientras la subespecie de Cannabis conocida como marihuana contiene en promedio un 3% del compuesto psicoactivo THC, el hemp alcanza apenas un 0.03%, por lo que provoca nulos efectos tóxicos (como atontamiento o desorientación) en el animal. En contraparte, el hemp contiene niveles altos (hasta de 3%) del compuesto CBD, considerado fuente de muchos de los beneficios que otorga la planta. 

Un hecho poco conocido es que, además del CBD, el hemp contiene flavonoides, ácidos grasos, minerales, aminoácidos, antioxidantes y vitaminas; lo que, en suma, crea el fenómeno integral denominado “efecto sinérgico del Cannabis”.

Principales usos del hemp

beneficios del hemp

Con aplicaciones en productos tan diversos como textiles, pinturas, aislamiento térmico, plásticos biodegradables, cosméticos y materiales de construcción; el hemp se ha abierto paso de manera ruidosa en el interés colectivo, generando una nueva gama de oportunidades comerciales.

El nuevo favorito para uso en humanos

El resurgimiento en el uso de hemp ha tomado por asalto prácticamente todos los ámbitos: ropa, pizzas, gaseosas, papel, licuados y aderezos; se ofrecen en la actualidad como alternativa a productos poco saludables o que impactan de manera negativa en el entorno natural.

Adicionalmente, han emergido líneas de productos enfocados en su utilidad terapéutica y medicinal. Al día de hoy, en una acción que anticipa tendencia, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) ha comenzado a autorizar plenamente el uso de medicamentos basados en hemp.

También para uso en en mascotas

Muchos de los padecimientos humanos que se tratan con éxito mediante el suministro de productos con CBD se presentan también en nuestras mascotas. No es casual, por lo tanto, que el interés en sus beneficios se extienda también a su aplicación en perros y gatos.

Cabe recalcar, sin embargo, que los productos a base de hemp elaborados para humanos pueden resultar nocivos para la salud del animal; por ello, resulta imprescindible utilizar exclusivamente variantes diseñadas en función de las necesidades y características de la especie receptora.

El abanico de beneficios del hemp

El sistema endocannabinoide -presente en todo mamífero- produce y envía mensajes neuroquímicos a base de compuestos denominados cannabinoides; los cuales viajan a través de una red de receptores distribuidos en el organismo, e involucrados en funciones esenciales como la temperatura, la respiración, la inflamación y el dolor.

Proveer a nuestros perros productos a base de hemp brindará a su sistema nervioso central un surplus de fitocannabinoides (denominados así por su origen vegetal) que se integrarán perfectamente a las funciones de su sistema endocannabinoide, reforzando así el impacto benéfico sobre la salud integral de su organismo.

Productos con hemp formulados para perros

Los productos veterinarios a base de hemp presentan un nuevo abanico de opciones para brindar a tu perro su potencial benéfico, de forma sencilla y natural. Algunas de las fórmulas y presentaciones disponibles son:

Galletitas de CBD, la mejor recompensa

Uno de los productos más recomendados para iniciar con el suministro de hemp a perros. Las galletas CBD Bites, disponibles en sabores coco cremoso, calabaza, crema de maní y cúrcuma, son perfectas para tratar cuadros de estrés, dolor e inflamación; así como también para reforzar sus articulaciones. Cada paquete de galletitas a base de hemp contiene un total de 150 mg. de CBD; además, han sido elaboradas con ingredientes orgánicos de la más alta calidad.

Aceite de CBD, versátil y confiable

El aceite a base de hemp contiene entre 125 y 500 mg. de CBD y contiene menos del 0.3% de THC, lo que le hace completamente seguro para el perro. Al igual que cada uno de los productos referidos en este artículo, el aceite a base de hemp ha sido analizado y certificado por un laboratorio externo, lo que brinda tranquilidad y certeza adicional al consumidor.

El dúo dinámico: Aceite de coco con CBD

criadero de hemp

La infusión de aceite de coco con CBD ofrece un amplio espectro de beneficios para tu perro, ante afecciones como patas agrietadas, problemas de digestión y control de peso. El aceite de coco, por sí solo uno de los productos estrella del movimiento wellness; se potencia con las vitaminas, aminoácidos, antioxidantes y ácidos grasos, abundantes en el hemp.

Recomendaciones ante (poco) posibles efectos secundarios

Aunque aún se carece de investigación específica en relación a su uso veterinario, se infiere por analogía que en la mayoría de los casos el consumo de hemp será bien tolerado por el organismo animal. Cabe referir, sin embargo, que se han observado incidencias menores como resequedad de las mucosas, irritación del estómago, mareos y falta de apetito; por lo que se recomienda llevar a cabo una introducción gradual.

Podríamos decir que el hemp es el secreto mejor guardado del reino botánico; sin embargo, lo justo sería reconocer que siempre ha estado cerca, brindándonos beneficios que, por mucho, van más allá de la recreación. Por todo esto, y por su enorme y aún inexplorado potencial, el hemp es el arbusto más excepcional del que -hasta hoy- posiblemente nunca habías escuchado hablar.

Preguntas frecuentes

Los productos a base de hemp, ¿producen atontamiento?

¿Cómo iniciar con el suministro de productos a base de hemp a mi perro?

¿Cuál es la diferencia entre un producto de hemp para humanos y uno de aplicación veterinaria?